Ave Nacional de Japón

Ave Nacional de Japón

El ave nacional de Japón es el faisán verde que en idioma japonés se llama “Kiji”. Fue declarado como ave nacional en 1947. Los kiji han formado parte de muchas leyendas, mitología, poesía y pinturas. El faisán verde japonés es muy famoso en todo el mundo.

El ave nacional de Japón, si es macho, tiene una corona verde, garganta azul, cuello violeta púrpura, el manto es verde con pequeñas rayas en la parte inferior, el dorso verde, teñido en color oliva o gris claro y color aceituna oscura con ribete negro y rosa en los bordes.

Si es hembra, no tiene el color tan brillante como el macho para ocultarse fácilmente mientras cuida a los polluelos. La parte oscura de las plumas del manto es negra y se extiende hasta el borde estrecho y de color marrón pálido, y tiene un brillo verde cerca de la punta. El kiji es endémico de Japón, excepto de la isla de Hokkaido.

Ave Nacional de Japón
Se ha observado que estos faisanes son particularmente sensibles a los temblores de la tierra que pasan inadvertidos a los seres humanos que no sienten, y en conjunto, alertan a la gente sobre los temblores inminentes.

Los faisanes en estado natural son inquietos y cautelosos, y suelen permanecer más bien salvajes en cautiverio. Se sobresaltan fácilmente y, a menudo, se esconden o buscan refugio en la espesa vegetación o en los arbustos donde también suelen dormir.

Como pájaro autóctono el kiji aparece en las obras literarias, por ejemplo es uno de los compañeros de Momotarō, en las obras pictóricas e incluso en la moneda, ya que es el protagonista del reverso de los antiguos billetes de 10.000 yenes.