las chicas con kimono en ano nuevo

Hatsumode: El primer rezo del año

Hatsumode: El primer rezo del año

Hatsumode: El primer rezo del año

Hatsumode: El primer rezo del año

Hatsumode es una de las celebraciones más bellas de todo el año, ya que se trata de recibir el Año Nuevo en un lugar espiritual y conectarse con la divinidad desde el primer día. Cada año amanece Japón con multitudes que visitan santuarios shintoístas y templos budistas para rezar por seguridad y prosperidad durante todo el año que comienza. Esta ocasión se conoce como Hatsumode (literalmente, «primera oración»). Mucha gente se viste con kimonos y animados bordean las calles llenas de puestos de comida. Generalmente se celebra desde el primer día del año hasta el 3 de enero.

Después de la medianoche del 31 de diciembre  grandes multitudes se reúnen en los santuarios más grandes, como el Santuario Yasukuni de Tokio y Meiji Jingu. Al principio, se inició en Tokio, pero después de la apertura del ferrocarril en el Período Meiji, los residentes de todo el lugar vendrían a Tokio o al famoso santuario cercano para el Hatsumode. Poco a poco, se ha convertido en una cultura importante en Japón.

Hatsumode: El primer rezo del año

Hatsumode: El primer rezo del año

Los santuarios shintoístas son los más visitados para esta ocasión, pero, los templos budistas también. Como las celebraciones culturales japonesas utilizan elementos de las tradiciones shintoístas y budistas, los santuarios Shinto (jinja) y los templos budistas (otera) son lugares populares para festejar el Año Nuevo.

Es común usar ropa fina para la ocasión de rendir homenaje a la deidad consagrada. Por lo tanto, es un momento en que tanto las mujeres como los hombres pueden lucir kimono. Año Nuevo es ideal para salir con ropa tradicional japonesa.

Qué puede compara en los santuario y templos.

La mayoría de los santuarios y templos ofrecen omikuji (recibos de la fortuna). Es usual comprar uno para predecir su suerte en el próximo año. El omikuji cuesta alrededor de ¥ 100, y dibuja un número al azar que intercambia por una fortuna correspondiente. En el recibo de papel está escrito su nivel general de fortuna (para el cual hay 5-7 niveles diferentes) y, más información específica sobre sus perspectivas en diversos aspectos de la vida, incluido el trabajo, el romance y la salud. A menudo se mantienen las buenas fortunas, mientras que las malas se pueden amarrar en un lugar designado en el templo o santuario para rezar por una mejor prosperidad. Algunos templos y santuarios más grandes tienen omikuji en inglés.

Hatsumode: El primer rezo del año

 

Hatsumode: El primer rezo del año
También existe la experiencia de escribir el primer Ema del año. Ema es una tableta de madera que, generalmente, tiene un diseño con el animal del año o del santuario. La primera oración del año está escrita en esta tableta (puede ser en cualquier idioma), y se cuelga en los sellos del santuario en un lugar adecuado.

Algunos santuarios ofrecen muestras de sake de diferentes prefecturas de Japón a cambio de una donación muy pequeña al santuario. Esta donación no tiene un precio específico.

Para los visitantes que se encuentren en Japón los primeros días del año, es muy recomendable participar en el Hatsumode en un santuario Shinto.

 

Artículos recomendados