templo gyokugenji

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Los siete dioses de la buena fortuna han sido adorados durante muchos años por el pueblo japonés.

En Joshu Ota (Ciudad Ota en Gunma) están consagrados respectivamente en los siete templos ubicados al pie de la colina Kanayama. Es maravilloso hacer el recorrido caminando para admirar su belleza natural.

 

Los templos para visitar son:

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Chonen-ji (Templo Chonen): Ebisu (el dios de la riqueza): En la Era Edo, los mensajeros para dedicar las ofrendas a los dioses del Emperador, lo primero que tenían que hacer era registrar su llegada al templo. En la era Meiji, este recinto sirvió como escuela secundaria para niños. Los visitantes van en búsqueda de buenos negocios, riqueza y felicidad.

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Juraku-ji (Templo Juraku): Daikokuten (el dios de la riqueza): Este templo fue construido en 1384. Una vez fue reubicado, quemado y reconstruido. La puerta muestra su historia. Los visitantes van en búsqueda de alimentos en abundancia y el cumplimiento de sus aspiraciones.

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Daiko-in (Templo Daiko): Benzaiten (la diosa de la música, la elocuencia, la riqueza y la sabiduría): Este templo fue edificado en 1613 por Ieyasu Tokugawa en conmemoración a Yoshishige Nitta, fundador del clan. Es conocido como Kosodate-Donryu-sama, llamado así por el primer sacerdote, Donryu. Con su devoción, los creyentes aspiran lograr riquezas, felicidad y obtener buenas calificaciones en los estudios.

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Kinryu-ji (Templo Kinryu): Bishamonten (el dios de las guerras y el dios guardián del budismo):

Fue erigido por Sadauji Yokose para adorar a su abuelo Yoshisada Nitta. Una estatua de madera de Yoshisada está consagrada aquí. Los visitantes pueden venir aquí buscando el éxito en su ocupación y la mejora de su fortuna.

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Gyokugon-ji (Templo Gyokugon): Fukurokuju (el dios de la felicidad, la riqueza y la salud): La puerta histórica del templo aparece en la parte superior de los escalones de piedra, propiciando un ambiente tranquilo y elegante a este lugar. Ahí, la gente va en búsqueda de aumento del salario.

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Eifuku-ji (Templo Eifuku): Jurojin (el dios de la longevidad): No es seguro cuándo se construyó este templo, pero Sadauji Yokose, el señor del castillo de Kanayama, lo trasladó a este sitio en 1417. La gente lo visita buscando buena salud y longevidad.

Tour de los Siete Dioses de la Buena Fortuna (ciudad de Ota)

Sogen-ji (Templo de Sogen): Hoteison (el dios de la felicidad): Este recinto también se llama Sazae-do (un templo de concha de turbante) debido a su estilo de arquitectura. Vale la pena visitar el jardín de hortensias. Aquí, la gente va en búsqueda de la felicidad y la seguridad de su familia.

 

Si las personas están interesadas en realizar un recorrido privado diferente, donde se pueda conectar con los siete dioses de la fortuna, entonces el camino de los siete templos de Ota es el indicado.

Artículos recomendados