museo de itchiku Kubota

Museo de Arte Itchiku Kubota

Museo de Arte Itchiku Kubota

En 1994, un artista del teñido, Itchiku Kubota, construyó un museo con su nombre en un lugar perfecto, con una vista majestuosa del monte Fuji y del sereno lago Kawaguchi. El museo expone permanentemente trabajos “Itchiku Tsujigahana” con los dos temas principales: uno, de la trinidad de “los humanos, la naturaleza y el arte” y, otro, “el centro de la nueva cultura y el arte”. Todo el museo, incluyendo el jardín, los edificios y el mobiliario, simboliza “el mundo de Itchiku”.

El edificio principal es una estructura en forma de pirámide apoyada por 16 vigas de madera de más de 1.000 años de antigüedad, usando una combinación de técnicas japonesas y occidentales.

En este edificio se exhibe la “Sinfonía de Luz”, el trabajo de toda la vida de Itchiku, consistente en una serie del monte Fuji y otras obras. En la parte trasera del recinto, se encuentra la sala de té, “Itchiku-an” donde podrá saborear esta excelente infusión mientras disfruta de la magnífica vista natural.

También hay una nueva ala, una estructura arquitectónica única que recuerda la los diseños de Gaudí. Todas las paredes están hechas con piedra caliza de coral de Ryukyu (fósiles de arrecifes de coral). En ella también se encuentra la “Galería de Arte Tombodama”, una tienda donde están a la venta artículos originales y accesorios de cuentas de cristal y, un café de estilo abierto.

El señor Itchiku Kubota tenía 20 años cuando vio por primera vez un fragmento de pieza textil de “Tsujigahana-some”, una forma de teñido de patrones de la era Muromachi (1336 – 1573), quedando fascinado por su belleza, dedicó su vida al estudio de las técnicas de producción de este teñido, un arte que ha dejado como legado en esta era contemporánea.

En 1990, el señor Itchiku recibió la Orden de las Artes y las Letras en el grado Caballero, otorgada por el Ministerio de Cultura de Francia y, en 1993, recibió el Premio de la Agencia de Asuntos Culturales de Japón. Falleció el 26 de abril de 2003, a los 85 años de edad.

Su legado quedó plasmado para la eternidad en este maravilloso museo, que tiene el sello de su estilo hermoso y mágico.

Se recomienda visitar este museo a aquellas personas que se encuentren cerca del Lago Kawaguchi, y así puedan disfrutar la perfecta combinación entre arte, tradición, innovación y naturaleza.

Museo de Arte Itchiku Kubota

Artículos recomendados