Oedo Onsen Monogatari

Oedo Onsen Monogatari

Oedo Onsen Monogatari
Odaiba es conocida por ser la isla futurista, donde se puede encontrar robots, puentes arco iris, museos de alta tecnología e Iluminación, convenciones de automóviles, entre muchas otras. Pero Odaiba también es hogar de unas de las experiencias más tradicionales pero divertidas en Tokio.
El Oedo Onsen Monogatari es un espacio recreado en el periodo Edo (1603-1868). Al llegar, se debe elegir un modelo de Yukata (Kimono de verano) y proceder a dejar los bolsos o equipajes en un casillero y cambiarse la ropa para quedar solo en Yukata. Hay muchas guías en varios idiomas para aquellos que nunca han tenido una experiencia parecida.
Cuando ya el cambio esté listo, se procede a entrar al área de recreación donde hay muchos puestos de juegos tradicionales japoneses, una torre en el centro del área al estilo de las antiguas ciudades, gran variedad de restaurantes de ramen, okomomiyaki, entre otros, y todo las personas están vestidas en yukata, dando la sensación de estar 100% en una pacífica y divertida ciudad del periodo Edo.
Oedo Onsen Monogatari
Ahora, un Onsen es un baño caliente con aguas termales, y esta es principal objetivo al venir aquí. Antiguamente los hombres y las mujeres se bañaban juntos, pero debido a regulaciones impuestas en la era Meiji, los hombres y las mujeres deben bañarse en habitaciones diferentes, regla que hasta el sol de hoy se mantiene. Las aguas del Onsen relajan el cuerpo en todos los sentidos, y estas aguas contienen minerales especiales que favorecen de manera extraordinaria a la piel.
Pero antes de entrar a las aguas, se debe dejar la yukata en un casillero y entrar totalmente desnudo/a al área. No se puede llevar toalla ni ningún otro elemento para taparse. En Japón la gente no se avergüenza de su cuerpo desnudo, ya que de esa forma vinieron al mundo y no tienen problemas en compartir el espacio con otros en el mismo estado. Esto es una cultura de muchos siglos de antigüedad. En la Edad Media los europeos tomaban un baño cada cierto mes, mientras que en Japón todos los días la gente iba a los baños públicos Sentō o a los Onsen para asearse.
Hoy en día al ir a un Onsen se pierden las barreras de la jerarquía, ya que al estar todos desnudos entran en igualdad. Es muy común ver a personas de todas las edades compartiendo estos espacios casi sin ninguna vergüenza.
Oedo Onsen Monogatari
Este lugar también tiene un espacio unisex donde se puede entrar con la Yukata, y es un espacio al aire libre donde se pueden meter solamente los pies en el agua caliente. Es una experiencia muy enriquecedora ya que puede apreciarse el paisaje tradicional de Japón mientras se comparte con personas de múltiples nacionales en un espacio sano y relajante.
Dentro o fuera de las aguas termales, el Oedo Onsen es una experiencia completa que lleva directamente al visitante a sentirse como un verdadero Nippon en uno de los aspectos más fuertes culturalmente en Japón.
Es recomendable llevar una buena cámara, ya que todo el lugar parece un set de filmación de películas del periodo Edo y complementado con la Yukata, es un excelente lugar para realizar fotos y crear momentos inolvidables.