Santuario Nezu

Santuario Nezu

Santuario Nezu
Kyoto es famoso por sus templos y santuarios que tienen muchos años de antigüedad y se preservan casi intactos.
Tokio por otro por lado, sufrió un gran bombardeo por manos de las fuerzas estadounidenses en el año 1945, dejando muy pocos edificios de larga historia en la ciudad. Pero no todo se perdió, porque hay un lugar precioso que espera la visita de aquellas personas que buscan ver un verdadero santuario Shinto.
En el área de Nezu, Tokio, tal como lo dice su nombre se encuentra el santuario “Nezu Jinja”, el Santuario Shinto más antiguo de todo Tokio, establecido en el año 1705.
Este templo está dedicado al dios de los vientos y los mares, y al haber sobrevivido a la guerra, se le considera patrimonio de alta importancia cultural ya que todas sus edificaciones datan del año en el que estableció.
Santuario Nezu
Su Majestad El Emperador Meiji, enviaba constantemente peticiones a este santuario para que intercediera con los dioses para su salud. El lugar está diseñado con el mismo estilo que el del gran santuario Shinto “Tosho gu” en Nikko, teniendo edificaciones imponentes y no es necesario viajar fuera de Tokyo para obsérvalas.
Al entrar al santuario se puede observar cómo todo el recinto está cubierto por naturaleza perfectamente ordenada, dando la sensación de que el complejo es un gran jardín japonés.
Antes de llegar al Haiden (santuario frontal) hay una enorme puerta llamada “Romon”. Este tipo de puertas es utilizado tanto en santuarios Shinto como en templos budistas.
Tiene un piso superior al cual no se puede acceder. Un karamon (las puertas de estilo chino) es un tipo de puerta encontrado en castillos japoneses, templos budistas y santuarios sintoístas. Conectado a él, en este caso hay un Sukibei (“muro de celosía”), un muro de 200 metros que rodea al honden.
Una combinación similar de Karamon y Sukibei se puede ver en el “Ueno Tōshō-gū”, otro santuario shintoísta del período Edo en Tokio, estrechamente asociado con el shogunato Tokugawa. Ambas estructuras fueron construidas en 1706, y ambas están designadas como Propiedades Culturales Importantes.
El haiden en el fondo, la puerta romon y el puente que lleva a estos lugares hacen una postal perfecta y es una de las mayores atracciones del santuario.
Del lado izquierdo hay un gran y hermoso jardín de múltiples flores, y al subir un poco se puede llegar a un santuario en honor a el dios Inari, con más de 100 toriis en fila para llegar, muy similar al gran Fushimi Inari Taisha en Kyoto.
Santuario Nezu
El Santuario Nezu es muy famoso por su festival de flores Azalea (Tsutsuji Matsuri) desde abril hasta comienzos de mayo. Toda el área se llena flores multicolores que desprenden un aroma delicioso.
La azalea es un arbusto de hojas pequeñas, con los bordes doblados hacia abajo, flores blancas, rosadas o rojas, reunidas en grupos de 2 a 5 y fruto en cápsula de color rojo.
Se ha descrito este evento como la vista más espectacular de la primavera en la ciudad de Tokio. El recinto del santuario es bastante espacioso, mucha naturaleza y muy agradable para caminar.
El Santuario tiene su propio lago que pasa por todo alrededor y en él viven unos hermosos peces Koi. El pez Koi es un animal sagrado en los santuarios Shinto ya que se dice que los dioses reencarnaron de esa forma para estar más cerca de los humanos.
El Santuario Nezu es una verdaderamente precioso y ha perdurado en el tiempo a pesar de todos los cambios que ha vivido la ciudad de Tokio.
Este lugar está lleno de historia, envuelto en naturaleza, paz y es uno de los pocos lugares que mantiene vivo el espíritu del antiguo Tokio.