Shinobazu Bentendo

Shinobazu Bentendo

Shinobazu Bentendo
En el distrito de Taito de la ciudad de Tokio, se puede encontrar un sin fin de lugares maravillosos de índole histórico y de actualidad. Uno de ellos es el gran parque Ueno, famoso por sus flores de cerezo en primavera.
En este hermoso parque hay un lago que parece mágico llamado “ShinobasuIke” que va cambiado de forma según la temporada del año. En invierno está totalmente lleno de nieve y semi congelado. En primavera se ve limpio, despejado y la imagen del templo de Benzaiten se refleja en el lago. En verano y otoño el lago se llena de flores de loto, dejando una vista verde y natural.
En el centro del ShinobazuIke hay un templo dedicado a la diosa de la prosperidad “Benzaiten”. Benzaiten es una diosa venerada tanto por el budismo como por el shintoismo, por lo que pueden encontrarse tanto templos como santuarios dedicados a ella en todo el país. El templo se llama “Shinobazuike Bentendo” y fue fundado a principios del periodo Edo.
El complejo consta de una estructura principal de forma hexagonal de colores muy elegantes. Dentro del templo hay una pequeña capilla donde ciertos días a la semana las personas van a escuchar las palabras del monje.
Shinobazu Bentendo
En el fondo puede observarse una poderosa estatua de la diosa Benzaiten. En la parte frontal hay un “Gon” que puede tocarse mediante una cuerda para que la diosa escuche atentamente las peticiones del visitante.
En esta parte también se encuentran diversos “omamoris” para la protección y tabletas de madera donde los visitantes escriben los deseos que quieren que sean cumplidos y los cuelgan a las afueras del santuario en una pared especial. En la entrada a este templo, al principio de las escaleras, hay una pequeña estatua de un dragón. Este vendría a representar al esposo de la diosa según la leyenda.
En el frente al lado derecho hay un shamisen (instrumento japonés) haciendo referencia al instrumento que la diosa toca para pacificar a las almas.
En el mismo recinto hay otro templo en el lado derecho, un poco más modesto para aquellas personas que tienen peticiones un poco más largas. Aquí puede ofrecerse también una vara de incienso para purificar el alma.
Shinobazu Bentendo
Hay varias estatuas de la diosa y de Buda a los alrededores del templo. Este recinto cuenta también con un pequeño mirador hacia al lago donde tranquilamente puede disfrutarse de una bebida y observar el paisaje.
Al caer la noche, a pesar de que el templo está cerrado, se ilumina gracias a las lámparas tradicionales japonesas que están colgadas en todo el frente del templo, dándole así un brillo inigualable a este recinto.
El templo se encuentra justo al lado del zoológico del parque Ueno, y en el centro del lago. Es un pequeño pero muy hermoso templo que vale la pena visitar. Es una excelente recomendación para todos aquellos artistas o personas que buscan la prosperidad económica, ya que Benzaiten es la diosa de la prosperidad y el arte.
Si quiere pasar un tiempo de calidad y belleza en Tokio, un paseo por el lago Shinobazuike es una maravillosa opción.