Templo Ginkakuji - Pabellón Plateado -

Templo Ginkakuji – Pabellón Plateado –

Templo Ginkakuji

jardin de Ginkakuji

El nombre oficial de Ginkaku-ji es Jisho-ji, un Templo afiliado al Shokoku-ji. Ginkaku-ji (Pabellón de Plata) fue nombrado así en el Período Edo en contraste con el Kinkaku-ji (Pabellón de Oro).

 

Ashikaga Yoshimasa, el octavo shogún del shogunato Muromachi, originalmente construyó Ginkaku-ji como el palacio Higashiyama-den. Después de la muerte de Yoshimasa, el palacio pasó a ser un templo de la escuela Zen Rinzai que lleva el nombre póstumo del budista  Yoshimasa, “Jisho-in”.

 

Yoshimasa se convirtió en el jefe de la familia a los 9 años y shogún  a los 15 años. Pasó toda su vida persiguiendo la belleza estética. Su palacio de Higashiyama-den reflejaba la esencia de la cultura de Higashiyama de simplicidad refinada. Ginkaku-ji, aún conserva el espíritu de búsqueda estética de Yoshimasa, incluso, 500 años después.

Ginkaku-ji, al igual que Kinkaku-ji, es considerado como un templo filial de Shokoku-ji. Su nombre oficial es Tozan (montañas orientales) Jisho-ji. Las suaves colinas que se extienden a lo largo del borde oriental de Kioto se llaman Higashiyama, y desde la antigüedad, se ha considerado que poseen una dulzura femenina. Estas montañas son parte muy apreciada del paisaje de Kioto. Ginkaku-ji, se encuentra en las estribaciones de Daimonjiyama.

El “Camino del filósofo”, se conoce así por ser un paseo favorito de la filósofa Nishida Kitaro (1870-1945), y una maravillosa ruta para disfrutar los cerezos en flor en primavera y las luciérnagas en verano. El camino pasa por su puerta principal.

 

En 1550, hacia el final del shogunato Muromachi, tuvo lugar una batalla entre Miyoshi Chokei (también Nagayoshi, 1522-64) y el décimo quinto shogún Ashikaga Yoshiteru (1536-65) en las cercanías de Jisho-ji. Con la excepción del Pabellón de Plata y Togudo, todos los edificios en los terrenos fueron destruidos por el fuego. El templo cayó en un estado ruinoso cuando el shogunato Muromachi declinó.

En 1615, al comienzo del período Edo (1615-1868), Miyagi Tamba no Kami Toyomori llevó a cabo una restauración a gran escala del templo, creando en gran parte el actual Ginkaku-ji. Aunque originalmente fue construido como residencia para el shogún, los edificios y jardines fueron rediseñados en un estilo adecuado como un templo Zen.

 

El símbolo de Jisho-ji, ubicado en el Pabellón de Plata que le da al templo su nombre popular, es el tesoro nacional, el Kannon-den. Como expresión de sus creencias espirituales, Yoshimasa nombró al primer piso Shinku-den (Sala de la mente vacía) y, el segundo, Cho’on-kaku (pabellón de sonido de onda). Es famoso por seguir los estilos de la sala de relicarios de Rokuon-ji y

 

Ruriden de Saiho-ji, a la vez, es el único ejemplo que queda de la arquitectura del edificio de varios pisos dentro de un jardín del período Muromachi. El contraste entre el montón de arena en Kogetsudai y la apariencia ondulante de Ginshadan invita a los visitantes a un mundo difícil de abandonar.

 

Frente al templo, se apila arena blanca para formar el Ginshadan a manera de escalera y la estructura de cono truncado del Kogetsudai. El folklore dice que el Ginshadan debía reflejar la luz de la luna, y que el Kogetsudai parecía estar sentado sobre Higashiyama  sosteniendo la luna. Estas construcciones son ciertamente fantásticas y particulares.

 

El Templo Ginkaku-ji forma parte del conjunto de Monumentos Históricos de la antigua Kioto, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994. Es un lugar imperdible en la hermosa ciudad de Kioto.

jardin

jardin y decoración