Yakushima

Yakushima

Cubierta en gran parte de bosques primarios, la isla de Yaskushima fue el primer lugar de Japón declarado como el Patrimonio de la Humanidad de la naturaleza.

Su relieve montañoso nos traslada bruscamente de una zona subtropical a una zona sub-ártica, como si todas las variaciones del clima japonés se encontraran allí condensadas. Sus densos bosques son el hogar de miles de cedros, lo que crea una misteriosa atmósfera.