Gunkanjima

La isla Hashima (Gunkanjima)

La isla Hashima (Gunkanjima)

La isla Hashima es un territorio abandonado situado a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad de Nagasaki. En gran parte fue construida a partir de enormes edificios de concreto erigidos sobre plataformas rocosas. Por su singular forma, popularmente, se llamó “Gunkanjima” cuyo significado literal es la isla del Acorazado, ya que así se veía desde las costas.

La isla Hashima (Gunkanjima)

En el año 1810 se descubrió que la isla tenía carbón. Posteriormente, en 1890, fue comprada por la compañía Mitsubishi y, gradualmente, se fueron levantando muchas minas para extraer el carbón.

Todo esto sucedió durante la era Meiji (1868-1912). Con el transcurrir del tiempo, en julio el 2015, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tomando en cuenta su valor como parte de los Sitios de Japón de la Revolución Industrial Meiji de Japón: hierro y acero, construcción naval y minería del carbón.

En 1959, la población de la isla de 6,3 hectáreas alcanzó su pico de 5,259 habitantes, con una unas 835 personas por hectárea (83,500 personas / km2) para toda la isla, o 1,391 por hectárea (139,100 personas / km2) para el área residencial. Siendo el lugar con mayor densidad de población en todo el mundo.

La mayor parte de las personas que vivían en Hashima trabajaban en las minas de carbón, mientras que el resto lo hacía en escuelas, restaurantes, pachinkos y otros establecimientos. Para obtener agua fresca, ropa y alimentos, la isla dependía del mundo exterior. Vale resaltar que los primeros grandes edificios residenciales de Japón se construyeron en esta isla.

Su territorio era tan pequeño también la llamaban “la isla sin verde”, ya que no había espacio para cultivos ni sembradíos. En los últimos días habitados de la isla, los residentes empezaron a hacer pequeños jardines en las azoteas de los edificios.

En la era Meiji el carbón era un material fundamental para la vida cotidiana, pero para la década de los 70, ya el carbón había sido catalogado como material antiecológico y Japón comenzó a utilizar otros recursos. Por lo tanto en 1974 Mitsubishi cerró su última mina en Hashima, lo que causó que los residentes que quedaban en la isla, la abandonaran para siempre.

La isla estuvo abandonada por más de 35 años. Se tenía prohibida la entrada, debido a que algunos ladrones llegaban a Hashima para buscar y, posteriormente, revender a coleccionistas objetos de valor histórico.

Durante todo este tiempo, la isla fue golpeada por muchos tifones, altas mareas y otros sucesos naturales, lo que hizo que se deteriorara al extremo de parecer que había sufrido un ataque militar. Presenta un aspecto un poco tenebroso, muchos de sus edificios se han derrumbado completamente, mientras otros están prácticamente tragados por la naturaleza y la corrosión. Todos los edificios de Hashima están en ruinas.

Por su importancia histórica y su estado actual, la isla comenzó a ganar mucho reconocimiento mundial a partir de 2005, en ese momento se permitió a periodistas visitar la isla para que dieran información sobre ésta.

Ya para el 2009, se construyó un puerto en la isla y se habilitó una parte para el turismo. Desde entonces hay varios ferrys que salen desde el puerto de Nagasaki con guías que llevan a los turistas a las áreas habilitadas y les cuentan lo que ahí se vivió por tanto tiempo.

Esta isla también ha despertado interés científico, debido a que es una muestra de lo que pasaría en muchas ciudades del mundo cuando los recursos minerales se acaben y sean abandonadas.

Existen varios documentales sobre Hashima, así como, tomas externas que se utilizaron en la película Skyfall protagonizada por James Bond en 2012. También para la película japonesa de 2015 basada en el manga Attack on Titan, se utilizó la isla para filmar múltiples escenas.

En la actualidad es uno de los lugares turísticos más importantes de Nagasaki. Para todas aquellas personas interesadas en la historia o en las ruinas de una ciudad, este es un lugar perfecto para visitar durante su estadía en Japón.

Artículos recomendados