fiesta danjiri osaka

Danjiri Matsuri (festival de Kishiwada)

danjiri matsuri

Se dice que el Danjiri Matsuri (festival de carrozas) tiene su origen en el “Inari Matsuri” celebrado en el año 16 de la era Genroku (1703). Creado por el Señor del Castillo de Kishiwada para rezar por una cosecha abundante. El festival, desde sus inicios, tuvo un gran apoyo local.

El Danjiri Matsuri creció rápidamente en importancia para la gente de Kishiwada. Las puertas que normalmente impedían que la gente del pueblo ingresara a los terrenos del castillo se abrían en los días de festival. Los señores feudales de Kishiwada observaban cómo cada Danjiri era traída al castillo, y cada equipo de tiradores de Danjiri organizaba varias actuaciones con alto espíritu.

Con 300 años de tradición, el Kishiwada Danjiri Matsuri se celebra con orgullo en septiembre de cada año. 34 equipos de Danjiri traen su carroza sagrada en un recorrido rápido en esta ciudad. Es una carrera de fuerza, resistencia y celebración.

Cada Danjiri está hecha a mano, en su totalidad de madera zelkova. Pesa alrededor de 4 toneladas, mide 3,8 metros de alto, 4 metros de largo y 2,5 metros de ancho. La cuerda de tracción tiene una longitud de 100 a 200 metros y es arrastrada por entre 500 y 1000 personas.

Algunos términos de la Danjiri son:

  • Hiki-dashi (apertura): La apertura del Danjiri Matsuri comienza con gran ánimo y velocidad. Las Danjiris a remolque y los 34 equipos comienzan una carrera loca por las calles de Kishiwada al sonido de la sirena a las 6:00 am.
  • Yari-mawashi (giro en la esquina): Al tiras de las palancas delantera y trasera al unísono, los equipos de Danjiri literalmente “deslizan” a sus pesadas ​​Danjiris en cada esquina. Acercándose rápidamente al ritmo de los tambores y los gritos del equipo que tira, la vuelta de la esquina es uno de los elementos más dramáticos del festival.
  • Horimono (tallas de madera): cada una de las enormes Danjiris está adornada con una serie de intrincadas tallas de madera. Las esculturas representan batallas celebradas y registros de guerra en el antiguo Japón.
  • Miya-iri (Ir a rezar al santuario): en la mañana del segundo día, 34 Danjiris se dividen en tres grupos y van a rezar a los tres principales santuarios sintoístas en Kishiwada.

 

  • Hi-iri Ei-kou (Desfile de Danjiris iluminados por faroles): Por las noches, se colocan velas brillantes de linternas rojas en cada una de las Danjiris, y comienzan una lenta procesión a lo largo de la ruta del desfile principal. A medida que el ritmo se vuelve pausado, las linternas y los trajes brillantes, los tambores rítmicos y los cantos, se mezclan con los sonidos y los olores de los vendedores nocturnos para producir una experiencia maravillosamente diferente: un matsuri nocturno.

 

Los ciudadanos de Kishiwada están orgullosos de celebrar el Danjiri Matsuri de Kishiwada como el más grande de su tipo en Japón. Los ciudadanos, desde los más pequeños hasta los más mayores, participan en el festival con tareas asignadas según la edad, y con cada equipo Danjiri organizado y administrado por un “Cho” particular (un área dentro de la comunidad que cubre un cierto número de bloques).

Hoy existen pocos ejemplos de festivales culturales tradicionales de este tamaño y de este grado de participación organizada.

 

Artículos recomendados