Santuario Itsukushima

Santuario Itsukushima

Itsukushima-jinja

En la prefectura de Hiroshima, dentro de la isla Itsukushima, comúnmente conocida como Miyajima, se encuentra un hermoso santuario Shinto llamado “Itsukushima-jinja”, reconocido como patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

Este recinto sagrado tiene la particularidad de dar la impresión de estar flotando en el agua, de hecho, fue construido encima del mar Seto.

A diferencia de la mayoría de los santuarios Shinto, donde la puerta torii se ubica en el camino hacia el recinto, la torii está  en el mar y se alinea, perfectamente, con el Hoden (santuario principal). El O-Torii (Gran Puerta Torii), que se eleva en el mar, a unos 16,8 metros de altura, se encuentra entre las estructuras más interesantes del Santuario Itsukushima.  Es considerado como uno de los 3 paisajes más bellos de todo Japón.

Santuario Itsukushima

Se estima que el santuario fue fundado en el año 593, y en él están consagradas Ichikishimahime no Mikoto, Tagorihime no Mikoto y Tagitsuhime no Mikoto, las tres deidades de Munakata. 

Estas tres deidades de Itsukushima nacieron  cuando Amaterasu Ōmikami (diosa del sol) y su hermano Susanoo-no-mikoto se comprometieron en el Plano Celestial, usando una joya y una espada. Desde la antigüedad, han sido veneradas y adoradas como deidades que aseguran el bienestar de la familia imperial, protegen a la nación y a la gente relacionada con el mar.

El color predominante del santuario es el bermellón. 

Como parte del Parque Nacional, el santuario ha recibido varias distinciones, como un lugar de extraordinaria belleza escénica, historia excepcional, un área de preservación y un monumento natural. Los bosques vírgenes vecinos al monte Misen, que queda detrás del santuario, son representativos de la exuberante vegetación y la abundancia de la naturaleza que aún cubre toda la isla, incluso ahora. 

Antiguamente este santuario se consideraba tan sagrado que las personas comunes no podían acceder a él, con el fin de mantener la pureza del recinto. Al pasar los años estas restricciones han sido flexibilizadas y, hoy en  día, es un parque nacional que puede ser visitado por cualquier persona que se encuentre en Hiroshima. 

Es uno de los santuarios más importantes de Japón, por lo que se recomienda realizar una visita para admirar la belleza de la espiritualidad japonesa y sintoísta.

Itsukushima-jinja significa “Santuario Shinto de la isla dedicada a los dioses”.

Santuario Itsukushima

Artículos recomendados